Mandalas para niños y niñas

Las mandalas aportan al profesorado un excelente recurso pues nos brindan diferentes beneficios:
  1. Como medio de superación de situaciones emocionales negativas (fobias, ansiedad, temores nocturnos, acosos escolares, experiencias traumáticas). Mientras se pinta en el subconsciente desaparecen los problemas porque nos encontramos en un estado de total relajación y concentración. Las respuestas de reacción a estados emocionales negativos van desapareciendo y poco a poco se transforman. Para el niño/a pintar o crear mandalas puede ser un medio de autoterapia.
  2. Como técnica de relajación. La actividad creativa de los mandalas en niños/as tensos, introvertidos y con tendencia al aislamiento es muy útil.
  3. Como medio de producción. Desde los garabatos, los remolinos, esferas a las producciones de mandalas más elaboradas, el niño va evolucionando en su creatividad productiva y habilidad psicomotriz.
  4. Como medio de comunicación. El niño/a utiliza los recursos de la Expresión Plástica para desarrollar procesos de comunicación, tanto más ricos cuanto más lo sea el medio y los recursos que le estimulen y le orienten.
  5. Como medio de expresión. A través del dibujo, del color, el niño/a se expresa. Expresa su mundo interior, pensamientos, ideas, estados de ánimo y relaciones con el mundo de un modo cada vez más complejo, desde los primeros garabatos a las creaciones artísticas más abstractas y elaboradas desarrollando con ello su psicomotricidad.

1 comentarios:

Carme dijo...

Felicidades! Me ha parecido una entrada muy interesante.
Hago un enlace desde mi bloc "Fer de Mestres"
http://ferdemestres.blogspot.com.es/2012/08/comencem-amb-musica.html
Muchas Gracias!
Besos
Carme