Mediación en los conflictos escolares

La mediación es un método que da la oportunidad a personas que han incurrido en un conflicto a resolver sus diferencias a través del diálogo mediante un mediador formado explícitamente para ello (padres, alumnos, profesores, etc.)
Las personas que decidan arreglar sus conflictos mediante la mediación, deberán elegir este método voluntariamente y no siendo obligados. Para ello tendrán que mostrar su intención de arreglar el problema y su colaboración.
El proceso de mediación escolar sigue las siguientes fases:
  • Presentación y reglas del juego. En esta primera fase se presentan los mediadores y las personas participantes en el conflicto. También se establecen las reglas que van a mediar el diálogo en el proceso (respeto, etc.)
  • Cuéntame. En esta segunda fase, las personas implicadas en el conflicto contarán su versión de lo ocurrido.
  • Aclarar el problema. En esta fase los mediadores expresarán lo que ellos han entendido que ha pasado en el conflicto, sintetizando las dos historias paralelas contadas anteriormente por los implicados y constatando la opinión de cada uno. A partir de este punto, se pedirá que cada implicado se ponga en la piel del otro, favoreciendo así un punto de comprensión entre las partes.
  • Proponer soluciones.  A través de preguntas de los moderadores se busca que las partes implicadas lleguen a entenderse y propongan una solución al conflicto.
  • Acuerdo. En esta última fase, se propone un acuerdo final redactado por los mediadores que recoge las soluciones aportadas en la fase anterior, comprometiendo a las partes a que cumplan dicho acuerdo con la firma de este.

DESCARGA MATERIALES. PINCHA SOBRE LA IMAGEN

Habilidades para la mediación.
  • Escucha activa. Consiste en esforzarse por comprender lo que los implicados en el conflicto nos cuenten, incluyendo los detalles, y a su vez demostrarles que lo estamos haciendo. Esta escucha activa se desglosa en las siguientes habilidades:
  • Mostrar interés. El mediador, que es la persona que está escuchando, deberá realizar intervenciones encaminadas a establecer una relación de cordialidad.
  • Clarificar. El mediador tras escuchas atentamente a los implicados intervendrá aclarando lo dicho por las partes, aumentando si puede ser la información obtenida y favoreciendo ver otros puntos de vista.
  • Parafrasear. El mediador repetirá las principales ideas y pensamientos de los implicados expresándolas con palabras propias.
  • Resumir. El mediador deberá sintetizar y ordenar la información que obtenga de los partes implicadas.
  • Reflejar. El mediador indagará sobre los sentimientos que hayan provocado el conflicto entre las parte.