Con la "S" de Sonrisa

Hoy he decidido cambiar el nombre de este blog, que a tanta gente acoge, y del que en tan pocas ocasiones hablo.  Lo he tenido largo tiempo olvidado, durmiendo en la memoria, con los recuerdos que le he prestado.

He borrado de su nombre la palabra "Sonrisa" y la palabra "ColoreS", con gran Serenidad, casi como si de un acto Solemne se tratara, y creo poder decir que Sin nada de ofuScación.

Nació en un momento creativo y enSoñador,  en el que yo albergaba ciertas pretensiones, pero que ya el tiempo ha dejado bien claro que no eran Sinceras. Sin embargo, aunque mi imaginación me jugó una mala pasada, el tiempo actuó en Silencio, dejando que creciera a lo largo y a lo ancho, pero con eScasas Sonrisas, e incluSo teñido de algunos momentos grisáceos, con camufaldo gusto amargo.

Soñé Ser capaz de conSeguir que todo un equipo de colegas eScribiera en él, y que publicaran las familias, y que los materiales se uSaran, y que pudiéramos trabajar en equipo,.... pero no fue aSí. En él, al final Solo acabé escribiendo, publicando e imprimiéndole vida YO. Me pregunto Si por eso, tal vez, los premios que ganó debería devolverlos, porque no se correSpondieron , una vez obtenidos, con nada que deStilara un mínimo aroma  a "colaborativo"

Es más, diría yo que a partir de ellos olvidaron, Si es que habían concebido alguna vez, la intención de colaborar.

Sin embargo, por alguna extraña razón, nunca dejó de crecer, y ha reSistido al paso del tiempo, e incluSo a mi deSpechado olvido.

Por eso, hoy Sí le dedico la entrada a una Sonrisa, a aquella que me viSte y me acompaña por otros y diferentes lugares, y me hago la promeSa de volver mi mirada más a menudo, para eScribir los muchos Colores que le quité con el tiempo, porque nunca dejaron de llenar mis letras, y mucho menos de poblar mi imaginación.

A pesar de la mutilación cromática y sonriente permaneceremos en el camino que deSeamos desde un principio:

SER, SOÑAR, SENTIR, SUSCRIBIR, SOLICITAR, SUGERIR, ....SERVIR


¡Ah, qué estoy cansada! Me he reído tanto,
tanto, que a mis ojos ha asomado el llanto;
tanto, que este rictus que contrae mi boca
es un rastro extraño de mi risa loca.


Tanto, que esta intensa palidez que tengo
(como en los retratos de viejo abolengo)
es por la fatiga de la loca risa
que en todo mi cuerpo su sopor desliza.

¡Ah, qué estoy cansada! Déjame que duerma;
pues, como la angustia, la alegría enferma.
¡Qué rara ocurrencia decir que estoy triste!
¿Cuándo más alegre que ahora me viste?

¡Mentira! No tengo ni dudas, ni celos,
Ni inquietud, ni angustias, ni penas, ni anhelos,
Si brilla en mis ojos la humedad del llanto,
es por el esfuerzo de reírme tanto...

Poema de Juana de Ibarbourou




Preparándonos, mi blog y yo,  para dar el  paSo de cierre, intentando dejar las ventanas entornadas con dulzura y paz, y abrir las puertas a diferentes horizontes donde olvidar el Silencio, y recoger la Siembra.

En breve.... con todos ustedes  "S & C"