La mujer en las Olimpiadas. Un poco de historia.

Esta Caza del Tesoro ha sido elaborada por Ana Hermoso y Juama Ojuelos para trabajar la coeducación en la XXVI Semana Cultural "Los Juegos Olímpicos". Está dirigida al Tercer Ciclo de Primaria.

Algo de Historia:

Los juegos olímpicos comenzaron en 776 AC. en Olimpia, Grecia antigua, y duraron para más que mil años. Sin embargo, la ceremonia religiosa que originó los juegos es incluso más antigua y pudo ser a partir del decimotercero siglo AC.Así como las Olimpiadas modernas, los juegos olímpicos antiguos fueron llevados a cabo a partir 4 a 4 años.
► Pero, diferente de los juegos olímpicos modernos, sucedieron siempre en Olimpia, había menos deportes y solamente los hombres hablaban la lengua griega podrían competir. Hombres (las mujeres eran prohibidas en la ciudad) de todo el mundo griego acudieron a Olimpia.
► La razón que la presencia de las mujeres fue prohibida en Olimpia no fue porque los hombres compitieran desnudos, sino porque la ciudad fue dedicada a Zeus, y era un lugar sagrado para los varones. En las competiciones de las carruajes, celebradas fuera del área sagrada de la ciudad, la presencia de las mujeres fue permitida. 
► Había también los festivales femeninos, donde los varones no podían estar, y el más famoso era Heraean, en Argos, que también incluyó la competición de lanzamiento de jabalina.

► El premio de los ganadores era una corona simple hecha por el rama verde oliva. Sin embargo, los ganadores se convirtieron en celebridades y tenían alimento gratuito para el resto de la vida y la reservación para el primer acento de los teatros.

► La incorporación de eventos gimnásticos o deportivos en el que intervinieran mujeres, fueron siempre autorizados y agregados posteriormente a las pruebas masculinas, en esta concepción del hombre, que viene desde los principios, y que fuera el pensamiento del creador de las Olimpiadas Modernas, Barón Pierre de Coubertín, de que la mujer debía ser la espectadora, para mirar y aplaudir, en lugar de intervenir.
 El 13 de septiembre de 2000, Sydney (Australia) es el lugar determinado para esta vigésimo cuarta edición de los Juegos Olímpicos Modernos. Como es ya tradicional, se medirán allí esfuerzos y capacidades deportivas. Pero la novedad es la participación en el evento, de 4.400 mujeres en las distintas pruebas, superando en alrededor de 800 el número de mujeres que intervinieron en Atlanta, y constituye un porcentaje que superará el 40% de los atletas, lo que es un récord en la participación femenina en la historia de los juegos. 
► Pero la mujer fue logrando su importante papel en los juegos, brindando excepcionales espectáculos y logrando la admiración y expectación del mundo, con campeonas de la talla de Nadia Comaneci, Mildred Didrikson, Fanny Blankers-Koen, Theresa Zabell, Marlene Ahrens, Evelyn Ashford, María Caridad Colón, Zola Budd, Mary Decker-Slaney, Sara Simeoni, Jeannette Campbell y tantas otras, cuyos nombres se han inscripto en la historia deportiva.