"Crepúsculo": un modelo de amor peligroso, ¿o un peligro de amor?


"Crepúsculo" es una de las películas de mayor éxito entre adolescentes y es por otro lado, un ejemplo evidente de manipulación emocional estereotipada, de novela "romántica" que se convierte en una verdadera trampa para las adolescentes.
Una mirada crítica de la película puede serte de gran ayuda para trabajar e intentar combatir la tolerancia a la violencia de género que tienen las adolescentes.
En el Blog "Mi novio me controla... lo normal" podrás encontrar otros materiales.
"Nunca me había detenido a pensar en cómo iba a morir. Seguramente, morir en lugar de otra persona, alguien a quien se ama, era una buena forma de acabar. Cuando la vida te ofrece un sueño que supera con creces cualquiera de tus expectativas, no es razonable lamentarse de su conclusión"
Así, con estas palabras , comienza Crepúsculo. Una novela "romántica" que ha sido llevada exitósamente al cine... y a las carpetas, los sueños y las ilusiones de muchas chicas jóvenes.
Esta primera parte de una saga de "amor y vampiros", entrelaza pinceladas del amor romántico tradicional que podrían llegar a considerarse "signos de alarma" sobre "cómo meterte en una situación de peligro por pensar que el amor lo puede todo (incluido que un vampiro no te devore)".
El ideal de amor romántico es eso que está presente en todas partes cuando nos hablan de amor: en las novelas, las películas, las series de televisión, la música, las revistas juveniles, los comentarios entre amigas, las vecinas, o la gente en general... pero si llegamos a creer en estos ideales, y a llevarlos a la práctica, se pueden transformar en una verdadera trampa. "Por amor se hace cualquier cosa" "Si le quieres, cambiará" o "Por tí me muero", son frases supuestamente preciosas. La cuestión es aprender a distinguir si esa "belleza del amor romántico" que nos venden es real, o si yo, como persona, prefiero tener un amor que no me obligue a morir, ni a cambiar lo que soy.
  • Ojalá que no haga falta que muchas chicas dejen de adornar las historias de amor con mentiras y falsedades y aprendan a verlas con ojos de realidad. 
  • Ojalá no necesitemos darnos de bruces contra nada para conseguir amar a nadie. 
  • Ojalá tengamos un amor que nos permita seguir viviendo y disfrutando de nuestras vidas. 
  • Y sobre todo... ójala que algún día, las sociedades dejemos de transmitir estos mensajes sobre amores peligrosos, y empecemos a amar sin peligros.



[Materiales en proceso de elaboración para la prevención de la violencia de Género, dentro de nuestro proyecto de Igualdad y Coeducación "Corazones Iguales", para el 25 de Noviembre]

1 comentarios:

Encarni dijo...

Me gusta mucho esta entrada Ana, es muy acertada, nos hace reflexionar y no "dejarnos llevar" por las modas. Voy a hacer un enlace desde mi blog, porque quiero que llegue a cuanta más gente mejor. Lo dicho, muy buena entrada. Un abrazo. Encarni Barragán.