Paulo Freire y la Pedagogía de la Esperanza


Paulo Freire (Brasil, 1921-1997) fue uno de los mayores y más significativos pedagogos del siglo XX. Con su principio del diálogo, enseñó un nuevo camino para la relación entre profesores y alumnos. Sus ideas influenciaron e influencian los procesos democráticos por todo el mundo. Fue el pedagogo de los oprimidos y en su trabajo transmitió la pedagogía de la esperanza. Influyó en las nuevas ideas liberadoras en América Latina y en la teología de la liberación, en las renovaciones pedagógicas europeas y africanas, y su figura es referente constante en la política liberadora y en a educación. Fue emigrante y exilado por razones políticas por causa de las dictaduras. Por mucho tiempo, su domicilio fue el Consejo Mundial de las Iglesias en Ginebra, Suiza.



Este es el trabajo comunicativo realizado sobre el libro de Paulo Freire "Pedagogía de la esperanza". Aquí se pretende plasmar algunos contenidos del texto, sobretodo los referentes a la educación popular y a la necesidad de la esperanza para el quehacer político transformador. Por Beatriz Soto González en la Universidad Nacional de Colombia

  • El dinamismo y la sinuosidad como método de enseñanza son, entre otros, los estímulos más genuinos para generar e inducir respuestas efectivas, autoeficientes, críticas y renovadoras.
  • Esta educación propuesta por Freire es la que trata de generar cambios, para luego formar un ser humano integral.
  • Paulo Freire se ocupó de los hombres y mujeres «no letrados», de aquellos llamados «los desarrapados del mundo», de aquellos que no podían construirse un mundo de signos escritos y abrirse otros mundos, entre ellos, el mundo del conocimiento (sistematizado) y el mundo de la conciencia (crítica). Porque para Freire el conocimiento no se transmite, se «está construyendo»: el acto educativo no consiste en una transmisión de conocimientos, es el goce de la construcción de un mundo común.