Ser un papá co-responsable


 Los PADRES son hombres que llegan a la paternidad bien maternados o con un trabajo ya realizado sobre su infancia y sus carencias, y no tienen miedo a su propia sombra cuando esta aparece.

Los PADRES se involucran directamente en el embarazo, asisten a cursos pre y post parto y no se quieren perder nada. Se sienten cómodos entre mujeres y hablando de temas no tradicionalmente masculinos. Saben lo... que es un parto respetado y están ahí apoyando a su pareja.

 Los PADRES se forman, leen sobre ma (pa)ternidad, eduación libre, crianza respetuosa y no se avergüenzan de ello. Algunos incluso presumen.

Los PADRES saben que su papel es vital en el éxito de la lactancia y se ocupan de todo lo que pueden de la casa (ya solían hacerlo antes sin problemas) y del contacto con el mundo exterior.

Los PADRES admiten que les gustaría ser capaces de parir y amamantar.

Los PADRES adoran cocinar y saben que en los fogones hay secretos milenarios.

Los PADRES que trabajan fuera del hogar, vuelven deseosos de ver a sus hij@s y confiesan que hay veces que preferirían no ir a trabajar y quedarse con su familia o que también les gustaría trabajar desde casa.

Los PADRES piden excedencias, reducciones de jornada y rechazan trabajos que no les permiten conciliar porque no quieren perderse a sus hij@s.
 
Los PADRES siguen enamorados de una mujer que vomita varias veces al día en el embarazo y piensan que todo lo que rodea su vientre es magia.

Los PADRES no piensan que su hij@ es el enemigo, ni un ser a domesticar, saben que no les pertenece y que es libre.

Los PADRES hablan de crianza a sus amig@s y les dicen con naturalidad que ser PADRE es lo mejor que les ha pasado en la vida. Algunos desean que sus amigos sean padres para que puedan disfrutar de esta dicha.

Los PADRES sostienen emocionalmente a su mujer y no siempre encuentran cómo ser sostenidos.

Los PADRES permanecen por ahora en un segundo plano en los blogs y foros de crianza en la Red, muchas veces porque tienen que elegir entre ello o pasar más tiempo con sus hij@s. No creo que sea por falta de ganas.

Los PADRES conectan, empatizan y no juzgan a sus hij@s o bebés.

Los PADRES no tienen celos de esos bebés, ni se consideran desplazados en el lecho. Ven en el colecho una experiencia a compartir o respetar.

Los PADRES dan la bienvenida a otra forma de sexualidad y se enriquecen.

Los PADRES son parte activa de los parques, los disfrutan casi a diario y piensan que su hij@ es más feliz al aire libre que en una institución. Otra cosa son las posibilidades de cada uno, pero tienen la certeza de esa necesidad de aire fresco y contacto con la naturaleza.

,
lloran,
se emocionan,
callan,
ríen,

adoran a sus criaturas
y caminan,
caminan cada día con nosotras
-tal vez desde el anonimato-

aprendiendo de y con las MADRES,
y la paternidad les hace libres

y son CONSCIENTES

¡y es tan hermoso…!


Gracias a la aportación de nuestro compañero Alfonso Casado, que nos ha dado a conocer este texto.