Neda


Hoy se ha cumplido un año del asesinato de Neda, una joven estudiante iraní de 26 años. Su nombre era Neda Salehi Agha Soltan. Era estudiante de Filosofía yse ha convertido en el símbolo más trágico y brutal del régimen iraní, según informa 'Times'.

A pesar de que los tiempos avanzan, avanzan las civilizaciones, y el pensamiento se quiere convertir en un "ente globalizador", siguen ocurriendo sucesos en nuestra sociedad, al otro lado de algunas fronteras, que nos sumen en la incredulidad y la desesperanza. Es como si leyéramos episodios en algún libro que recuerda historias del pasado, pero que están ahí.

Esta joven de 26 años murió mientras protestaba en las calles de Teherán contra el régimen fraudulento de Mahmud Ahmadinejad. Recibió un disparo en el pecho en una de las cruentas batallas vividas durante en las calles de Teherán entre los opositores y los partidarios del régimen.

En todas las partes del mundo, siguen muriendo mujeres de manera cruel, indefensa e injustificada.


Con su bala, el francotirador trasladó otro mensaje: O las mujeres se comportan y siguen las normas, o morirán. Al margen del verdadero objetivo del tirador, el cadáver que dejó en la calle se ha hecho inmortal en la historia de Irán.