Violencia contra las mujeres desde las nuevas tecnologías




El estudio revela datos muy preocupantes: seis de cada diez chicas reciben mensajes con insultos por parte de su entorno, sus novios, ex-parejas y amigos de su pandilla. El 10% dice que esos mensajes les han hecho sentir miedo. Además el Whatsapp, Tuenti y llamadas del móvil son los medios más frecuentes para enviar y recibir estos mensajes machistas.


El Observatorio de Medios de ELA registró durante 2011 diversos ejemplos de mujeres víctimas de violencia donde las nuevas tecnologías e Internet fueron el vehículo a través del cual los agresores (siempre varones) ejercieron la violencia. Tanto Internet como las redes sociales forman parte de nuestra cotidianeidad, al igual que los celulares y los dispositivos móviles.

¿Cómo incide la tecnología en las agresiones cometidas por compañeros íntimos?

Se trata de un abuso de poder en una relación personal o familiar, en la que una persona intenta controlar o dominar a otra a través de la violencia física, sicológica y/o sexual, o mediante la amenaza de cualquiera de esos tipos de violencia, así como mediante el control de las finanzas, la movilidad y/o la vida social del/a otro/a.

La investigación de APC muestra que los compañeros íntimos violentos utilizan la tecnología de las siguientes maneras:
  • Monitoreo de mensajes de texto (SMS) En sólo dos semanas,  hubo dos informes sobre hombres que asesinaron a sus mujeres (en diciembre de 2008). Las acusaban de recibir “SMS de amor”. Uno de ellos golpeó a su mujer hasta que la mató y el otro la mató de un disparo. 
  • Chantaje con fotos y videos íntimos Las organizaciones que trabajan con sobrevivientes de violencia informan que aumentó el número de llamadas por parte de mujeres – sobre todo las más jóvenes – que se ven atrapadas en relaciones violentas porque su marido o compañero tiene videos o fotografías íntimas de ellas.
  • Falta de consentimiento y rastreo de teléfonos móviles Los proveedores de servicios de telefonía móvil de muchos países ofrecen la opción de rastrear a otro teléfono móvil. En algunos países, la publicidad está dirigida a padres y madres. No está claro si se requiere permiso de la persona que será rastrada en el anuncio está implícito que no. 
  • Control de cuentas de correo electrónico El grupo de investigadores/as comentan que ha sido habitual que las mujeres y las niñas usaran una cuenta de correo electrónico abiertas por algún hombre que se queda con la contraseña. Y sostienen que rara vez se da la situación inversa.



LEE MÁS:El uso de la tecnología para perpetrar la violencia hacia las mujeres – Y para combatirla