Las ninfas: las diosas del agua y de la naturaleza

Las ninfas son las mujeres-diosas, y suelen ser consideradas deidades benévolas y protectoras.


En la mitología griega, una ninfa es cualquier miembro de un gran grupo de espíritus femeninos de la naturaleza, a veces unidos a un lugar u orografía particular.  Son las personificaciones de las actividades creativas y alentadoras de la naturaleza. La palabra griega νύμφη significa ‘novia’ y ‘velado’ entre otras cosas; es decir, una mujer casada y, en general, una en edad casadera. Otros hacen referencia a esta palabra (y también a la latina nubere y a la alemana Knospe) como una raíz que expresa la idea de ‘crecer’ (según Hesiquio de Alejandría, uno de los significados de νύμφη es ‘capullo de rosa’). El hogar de las ninfas está en las montañas y arboledas, en los manantiales y ríos, en los valles y las frías grutas. Con frecuencia son el séquito de divinidades superiores:
de Artemisa la cazadora, de Apolo el profeta, del juerguista y dios de los árboles Dioniso, y también de dioses rústicos como Pan y Hermes, dios de los pastores.

Cada grupo se llama de modo distinto en función del lugar que habitan: 

  • Las náyades son las ninfas de los ríos y fuentes, pueden profetizar y curar.
  • Las dríades y las hamadríades son las protectoras de los bosques, su vida está ligada a un árbol.
  • Las oceánidas son unas tres mil, se las considera hijas del Océano y de Tetis, son las ninfas del mar.
  • Las neréidas también son ninfas del mar, hijas de Nereo y Doris, protegen a los marineros.
  • Las oréades viven en la soledad de las montañas.
  • Las antríades viven en cuevas.
  • Las permélides protegen al ganado.
  • Las limónides habitan los prados...

El flujo natural del agua nos recuerda nuestra libertad; la forma en que podemos rodear o abarcar los obstáculos, como un pequeño manantial que serpentea entre las piedras o como un gran río que las cubre y las hace suyas. Nos recuerda nuestra inmensidad como el océano o como las nubes en el cielo. Y también nos recuerda que aquello que no fluye, se estanca y se pudre. El agua es el elemento de la vida, las emociones, la madre nutricia, la destrucción, ... es el elemento de la vida, la muerte y el renacimiento. También es el elemento de la regeneración y por lo tanto de la salud. Por ello diosas como Ochún, Chalchihuiltlicue o Afrodita provienen o están relacionadas con el agua. Hay ninfas en los océanos, los ríos, los lagos, las fuentes, los bosques, las montañas, las cuevas..

Otras ninfas son

Agrónomos (campos) Alseides (flores) Antríades (cuevas) Auloníades (pastizales) Corícides o coricias (cuevas, son las musas clásicas) Dríades (bosques) Hamadríades (árboles) Melíades o melias (fresnos) Hespérides (jardines y del ocaso) Híades (lluvia) Limónides o hénides (prados) Napeas (valles de montañas, cañadas) Oréades u orestíades (montañas, montes; forman el cortejo de Diana) Ninfas de las aguas («Efidríades») Oceánides (hijas de Océano; cualquier agua, normalmente salada) Néfeles (Ninfas de las nubes y las lluvias) Nereidas (hijas de Nereo; del mar Mediterráneo) Náyades(normalmente al agua dulce) Creneas o crénides (fuentes) Limnátides o limníades (lagos) Pegeas (manantiales) Potámides (ríos)  Uranias (ninfas celestes)